Observatorio Internacional de la Democracia Participativa

CAT | EN | ES | FR | PT
IOPD logo
Menu

Experiencias

Presupuesto participativo orientado a la promoción del empleo para personas con discapacidad en el Distrito de Sanxia, en la ciudad de New Taipei

  • Taiwán
  • Departamento de asuntos laborales de la ciudad de New Taipei
  • Experiencia presentada a la 11 edición del Premio OIDP "Buenas prácticas en participación ciudadana"
La experiencia de Sanxia es la primera de este tipo entre los 1.500 proyectos de democracia participativa en el mundo al centrarse en la promoción del empleo para las personas con discapacidad

Objectives

Al enfocarse especialmente en personas con discapacidades que tradicionalmente no participan y están en riesgo de exclusión social, el caso busca lograr lo siguiente:
 
Inclusión social: la ciudad se esfuerza por cumplir el principio de la CDPD "Nada sobre nosotros, sin nosotros" al adoptar la deliberación democrática, por lo que las voces de las personas discapacitadas y los interesados pueden expresarse y respetarse, y lo más importante, determinar la asignación presupuestaria y necesidades reales
 
Mejor gobierno: el proceso de toma de decisiones de abajo hacia arriba garantiza políticas con una base pública sólida y optimiza el uso del dinero de los contribuyentes. Además, las alianzas público-privadas se fortalecerán a través de una estrecha colaboración.
 
Confianza del público: los ciudadanos con poder evaluará una política desde la perspectiva del interés público en lugar de la del interés personal. Los efectos participativos de la iniciativa innovadora del PP sobre el derecho al trabajo de las personas con discapacid

Targets

El número total de participantes alcanzó las 1,000 personas. Este número representó aproximadamente el 50% de todas las personas con discapacidades en esta área. La tasa de votación alcanzó 14.2%. Los votantes incluyeron personas con discapacidades y sus familiares.
 
Los votantes con discapacidades leves representan el 50%, y el otro 50% son personas con discapacidades medias o graves. Los votantes masculinos obtuvieron una mayor proporción de votos que las mujeres. Más votantes desempleados participaron en la votación que los empleados.

Description

La "experiencia de Sanxia" marcó el primer proceso de Presupuesto Participativo (PP) en el mundo que se centraba en promover el empleo de personas con discapacidad. La tasa de votación de este plan alcanzó el 14,16 por ciento, que es mucho mayor que el promedio mundial de votación para las prácticas de PP (menos del 3%). Un total de 1.000 personas (la mayoría eran personas con alguna discapacidad) participaron en el evento Sanxia. Esta cifra representaba el 50 por ciento de toda la población discapacitada del distrito.

Marcó un acercamiento innovador donde el gobierno de la ciudad de Taipéi y su dirección intentaron revitalizar la gobernabilidad local expandiendo la participación cívica.

Independientemente del tipo de gobierno o el nivel de desarrollo económico, las naciones de todo el mundo han visto una ola de levantamientos sociales durante el período comprendido entre 2010 y 2016. Los movimientos sociales en todo el mundo comenzaron con la revolución de la primavera árabe en 2010, seguidos por el movimiento Occupy Wall Street en Estados Unidos, el Movimiento Anti-austeridad en España, la protesta estudiantil en Myanmar, el Movimiento Umbrella en Hong Kong y los Movimientos del Girasol en Taiwán.

La voz de los ciudadanos, especialmente de la generación joven, ha sido fuerte y clara: una participación más democrática, una mayor transparencia en la gobernanza y un mayor nivel de igualdad social. Respondiendo a la urgente necesidad de una reforma social, los líderes gubernamentales han adoptado medidas innovadoras para lograr la participación de base.

El presupuesto participativo (PP) -una reforma que permite a los residentes de ciudades, pueblos y distritos decidir sobre la asignación del dinero de los contribuyentes- fue implementada por primera vez en Brasil en 1989. Ha sido empleada por más de 1.500 ciudades en todo el mundo. Sin embargo, es una forma comparativamente nueva de compromiso cívico para Taiwán.

La ciudad de Taipéi, la ciudad más poblada de Taiwán con 4 millones de habitantes, sufrió una transformación en la administración de la ciudad después de ser mejorada como municipio de regla directa (alcanzó mayor nivel de autonomía local). El gobierno de la Ciudad pretendía incorporar un alcance más amplio y profundo de la participación pública en la gobernanza local.

El nuevo alcalde de la ciudad de Taipéi, Dr. Eric Liluan Chu, indicó que el desarrollo de la democracia en Taiwán ha alcanzado un nuevo nivel y está listo para avanzar un paso más. Los residentes están bien preparados para servir como "ciudadanos públicos" y manejar la responsabilidad de instituir políticas y decidir la prioridad del gasto público.

Patrocinado por la congresista de la ciudad, Chen Yi-jyun, las agencias del gobierno municipal se unieron con un joven jefe de aldea para completar la primera práctica de modelado de PP en Taiwán (proyecto "Pueblo de

Da Guan") en 2015. Ganando impulso de este esfuerzo pionero y respaldado por el el liderazgo de la Ciudad, las agencias de la Ciudad han estado implementando el PP para diferentes temas en varias formas. Una parte del presupuesto público (entre 7.000 y 150.000 dólares) fue destinada a los proyectos de PP. Las áreas que emplean iniciativas de PP incluyen la reducción del consumo de electricidad, la renovación de instalaciones escolares, la organización de actividades culturales y el establecimiento de centros de actividades comunitarias y programas de bienestar social.

Entre estos esfuerzos, una iniciativa destaca por su papel como un esfuerzo especial dirigido a un sector de la población que tradicionalmente no participa activamente en la vida política y en riesgo de exclusión social - las personas con discapacidad.

Más de mil millones de personas en el mundo viven con alguna forma de discapacidad. Según el Informe Mundial sobre la Discapacidad 2011, a pesar de una variedad de mecanismos diseñados para ayudar a los solicitantes de empleo con discapacidad, las personas con discapacidades en edad laboral siguen cargando con una importante desventaja en el mercado laboral en comparación con las personas sin discapacidades. ¿Qué hace que estos programas de apoyo sean ineficaces o menos que satisfactorios?

Yeh Hsin-yi, profesor asistente en el Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Taipéi, indicó que las políticas diseñadas para ayudar a los solicitantes de empleo discapacitados carecen de las opiniones de las propias personas discapacitadas. Además, las políticas relativas al bienestar de las personas con discapacidad suelen ser decididas por los miembros que "representan" a las personas discapacitadas, y no por las propias personas discapacitadas.

"Nada de nosotros, sin nosotros" fue el espíritu principal de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CRPD) anunciada y promovida por la ONU. El nuevo gobierno de la ciudad de Taipéi reconoció la importancia de este principio. Debe considerarse como una guía fundamental a la hora de redactar las políticas de empleo de las personas con discapacidad. Por lo tanto, el Departamento de la Ciudad inició el plan de PP para personas con discapacidad en un esfuerzo por revisar las medidas actuales de promoción del empleo.

El plan fue implementado en el distrito de Sanxia. Entre los 29 distritos administrativos de la ciudad de Taipei, las personas con discapacidad en Sanxia se consideran más vulnerables a la competencia en el mercado de trabajo. De hecho, la tasa de desempleo de las personas con discapacidad en Sanxia alcanzó el 6%, cifra superior a la tasa promedio de desempleo de la ciudad (5,3%). Segundo, el distrito carecía de un centro de rehabilitación vocacional patrocinado por el gobierno o de talleres protegidos. En tercer lugar, debido a la limitación geográfica causada por su terreno montañoso (90 por ciento de la tierra del distrito consiste de colinas y montañas) y la ubicación remota, las personas con discapacidad en Sanxia encuentra mayores barreras cuando se trata de asistir a eventos de discusión política presenciales. Por último, la Universidad Nacional de Taipéi se encuentra en el distrito. Hay maestros y estudiantes en la universidad que tienen la habilidad profesional y el entusiasmo para ayudar a hacer que este plan de trabajo funcione.

El plan comenzó oficialmente en agosto de 2015. Tomó ocho meses para producir 2 propuestas. Los paquetes seleccionados aún se están implementando en esta área. El proceso consta de cuatro etapas: (1) lluvia de ideas (2) hacer propuestas (3) votación, y (4) ejecución y monitoreo. Desde el principio se estableció un comité ejecutivo. Incluye 5-7 expertos de múltiples campos, incluyendo asignación de presupuesto, promoción del PP, organizadores comunitarios, protección de derechos de discapacidad y gobierno local. Dos personas discapacitadas sirven como miembros del comité. Las responsabilidades del comité incluyen inspeccionar el progreso de la ejecución, ayudar a producir propuestas factibles y monitorear la realización de los planes seleccionados.

Además, durante el proceso se celebró un gran número de sesiones de debate. Se celebraron 3 sesiones de reuniones de ayuntamiento (town hall) (destinadas a recabar las opiniones de las personas con discapacidad), 2 sesiones de talleres que presentaron los principios básicos del PP a los jefes y oficiales del barrio, un taller de formación de voluntarios y estudiantes, además de numerosas ocasiones de intercambio de opiniones

informales organizadas por miembros de la comunidad interesados en este plan.

Para garantizar el acceso efectivo a las personas con discapacidad, el equipo de implementación trabajó con la agencia de bienestar social local para enviar todos los materiales introductorios y de promoción directamente a su buzón de correo. Aparte de esto, toda la información que un decisor necesita saber - incluyendo los avisos de las votaciones, contenido de la propuesta, métodos de votación, progreso de la implementación, video de la presentación de la propuesta y así sucesivamente - está disponible en la página web y el eprfil de Facebook específicamente creado para compartir la información de este proceso. Todos los lugares y las instalaciones para reuniones de los participantes con discapacidad fueron inspeccionados por los estudiantes voluntarios en silla de ruedas, lo que garantiza un entorno completo libre de obstáculos.

Dos proyectos propuestos por las ONG locales surgieron a través del proceso. Estos proyectos ofrecen paquetes de formación laboral y mecanismos de apoyo para la puesta en marcha de pequeños negocios, que provienen principalmente de los propietarios de tiendas locales.

En conclusión, la "experiencia Sanxia" de la ciudad de Taipéi generó medidas de promoción del empleo para las personas con discapacidad que son eficaces y parten de la base. Se extiende a quienes tradicionalmente no han participado, creando una cultura participativa que revitaliza la cohesión de la comunidad. A la luz del nivel de participación, que a menudo es considerado como el mayor problema que pone en peligro la ejecución del PP, esta experiencia indicó que las soluciones ideales implican planificación pragmática, colaboración entre el sector público y el sector privado y la confianza en la gestión cívica.

Comentarios del jurado

"Es una experiencia pionera en el mundo al centrar la atención en personas con discapacidad. Ha tenido niveles de participación mucho más altos que el promedio (14,5%) de los Presupuestos Participativos."