Observatorio Internacional de la Democracia Participativa

CAT | EN | ES | FR | PT
IOPD logo
Menu

Experiencias

Boleta Única de Sufragio para Centros Vecinales

  • Argentina
  • Municipalidad de Córdoba
  • Experiencia presentada a la 11 edición del Premio OIDP "Buenas prácticas en participación ciudadana"

La implementación de la Boleta Única de Sufragio (BUS) para la renovación de autoridades de los Centros Vecinales, fue una iniciativa pensada a principios del 2016 como una alternativa eficaz para modernizar el sistema de votación (por entonces Boleta tradicional) basado en los principios de la  transparencia y participación.

Objectives

La implementación de la Boleta Única de Sufragio para Centros Vecinales (BUS) en todas las elecciones para renovación de Autoridades tiene como objetivos:

  • Transparencia como factor de generación de confianza ciudadana.
  • Equidad entre las listas participantes.
  • Autonomía para los votantes.
  • Eficiencia durante el sufragio y escrutinio.
  • Límite al clientelismo de partidos políticos.
  • Legitimidad de las autoridades electas.

Targets

La BUS se ha implementado en 11 elecciones para renovación de autoridades de Centros Vecinales durante 2016, entre los cuales encontramos barrios de gran densidad poblacional como Villa El Libertador (27.000 habitantes habilitados para votar) y Nueva Córdoba (19.000 habilitados).

Se identificaron 10.238 votantes, sobre una población total de 71.229 ciudadanos habilitados a votar, con lo cual podemos decir que el 14.38% de los ciudadanos habilitados a votar participaron activamente de las elecciones, siendo este porcentaje significativo, ya que el voto no es obligatorio o compulsivo, sino voluntario.

Cabe destacar que durante el periodo 2016 se realizaron 132 procesos electorales (121 con Boleta Tradicional y 11 con BUS) sobre un total de 312 Centros Vecinales, donde participaron 105.621 vecinos.

Description

Contexto

La ciudad de Córdoba se organiza en barrios (distritos, jurisdicciones) y los vecinos tienen el pleno derecho de organizar un Centro Vecinal[i]. Los Centros Vecinales poseen estatutos y personerías jurídicas reguladas mediante ordenanza. Sus autoridades tienen mandato de dos años y son elegidos por la voluntad popular de los vecinos del barrio al que pertenecen y representan.

Considerando el contexto de la Argentina, donde hace años se viene acentuando la crisis de confianza en las instituciones públicas relacionada entre otras razones a la percepción generalizada de corrupción[ii], la Ciudad de Córdoba decidió trabajar en la implementación de mecanismos de transparencia y participación ciudadana, capaces de aumentar la confianza para propiciar la gobernabilidad y garantizar el tan debatido Derecho a la Ciudad.

Así se han diseñado herramientas como: Portal de Gobierno Abierto, Portal de Parlamento Abierto, Presupuesto Participativo, Centros de Participación Comunal, Juntas de Participación Ciudadana, Parques Educativos, Gabinete Abierto, Plan de Metas de Gobierno, la creación de una Dirección de Estadísticas y Censos, y la innovación realizada en la Mesa General de Entradas y Atención al Vecino, entre otros.

De acuerdo a la experiencia desarrollada en las elecciones generales provinciales y municipales de 2011 y 2015 donde se implementó la Boleta Única en papel (en medio del debate acerca de la modernización del sistema de votación general) se buscó que en las elecciones a nivel vecinal también hubiese un sistema transparente, ágil y amigable para el ciudadano, garantizando el pleno control del proceso, tanto en el sufragio como en el escrutinio.

En el diagnóstico se tuvieron en cuenta los vicios del uso de la boleta tradicional:

  • Inequidad entre las listas participantes, al tener que financiarse por sus propios medios la impresión de sus boletas.
  • Demora en el sufragio y en el escrutinio provisorio y definitivo.
  • Manipulación política de la boleta tradicional.

Experiencia

La implementación de la Boleta Única de Sufragio (BUS) para la renovación de autoridades de los Centros Vecinales, fue una iniciativa pensada a principios del 2016 como una alternativa eficaz para modernizar el sistema de votación (por entonces Boleta tradicional) basado en los principios de la  transparencia y participación.

Diferentes motivos propiciaron la implementación de la BUS:

  • Estandarización: para normalizar y estandarizar los procesos de elección de autoridades de los más de 300 centros y comisiones vecinales de la ciudad, para el cual no habrá más boletas tradicionales impresas por cada agrupación. Todas las elecciones serán realizadas con Boleta Única de Sufragio (BUS) en papel acorde a la normativa. 
  • Transparente: el vecino que vota puede asegurar que conoce y entiende la forma en que su voto es emitido y posteriormente será contabilizado. No se requieren expertos. Fiscales, electores y autoridades de mesa podrán auditar el proceso permanentemente. Las Listas participantes en todo momento controlarán el proceso tanto de sufragio como escrutinio.
  • Equitativo: Las elecciones tendrán garantizada la provisión de boletas, al ser estas confeccionadas y entregadas por la autoridad de aplicación. Ya no será un diferencial la estructura o financiamiento de las Listas participantes.
  • Económico: El sistema de Boleta Única de Sufragio en papel es sensiblemente más económico que el Voto Electrónico, al no incluir equipos informáticos.
  • Ecológico: El voto en Boleta de papel puede hacerse con urnas y papel reciclable que serán procesados luego de la elección.
  • Ágil: La Boleta Única de Sufragio garantiza al elector mayor agilidad en la emisión de su voto, a la vez también en el escrutinio provisorio y definitivo.
  • Respaldo técnico Nacional e Internacional: Hemos considerado diferentes argumentaciones vertidas por expertos en debates en torno a los sistemas de votación, además de recibir la asistencia y cooperación técnica de Open Data Córdoba, quien a su vez monitoreara la implementación del flamante sistema.

 

La inclusión de tecnología puede ser aceptable en la etapa posterior al cierre del sufragio en pos de agilizar aún más la entrega del escrutinio al vecino. Esto no es necesario hoy, debido a que la cantidad de electores en cada centro vecinal es un número inferior al de una elección general, pero no se descarta en un futuro.

Posteriormente, se habitará desde el Portal de Gobierno Abierto el acceso para la consulta y descarga de las actas de escrutinio de la elección vecinal.

La primera elección con BUS fue realizada el 25 de Septiembre del 2016 en Barrio de Nueva Córdoba, y a partir de allí en las 10 elecciones restantes del pasado año.

En todos los casos, la Municipalidad de Córdoba, a través de la Dirección de Políticas Vecinales, planificó la implementación de la BUS de la siguiente manera:

-Capacitación a las Juntas Electorales: Instrucción específica para la correcta implementación del nuevo sistema electoral, seguimiento y fiscalización durante todo el proceso.

-Difusión: A través de talleres de trabajo, Medios de Comunicación y Redes Sociales.

-Logística: Diseño de la Boleta Única siguiendo normas y recomendaciones de organismos especializados como Junta Electoral Municipal, Universidad Nacional de Córdoba y diferentes ONG. Posteriormente se realiza la impresión en la “Imprenta Municipal” y entregada mediante “Veedores Oficiales” en los actos eleccionarios.

Luego de la primera experiencia, se realizó una instancia interna y externa para analizar el nuevo sistema, lo que permitió identificar algunas falencias en torno al diseño de la BUS y su implementación.

De esta manera se propuso una reforma integral a la Ordenanza 10.713 de Centros Vecinales, donde junto a otra serie de modificaciones, se incorpora la Boleta Única de Sufragio como sistema de votación oficial.

En esta primera etapa de la implementación de la BUS, se cumplimentaron las premisas definidas y se produjo un incremento de la participación de los vecinos de más del 10% promedio en comparación a iguales periodos entre 2013, 2014 y 2015.

Metodología

Luego del diagnóstico de la situación y las deficiencias en el uso de la BUS, se desarrolló un árbol de problemas y de soluciones.

Frente al desarrollo de la política de gobierno tendiente a la apertura, transparencia y fortalecimiento de la gobernanza se prioriza la implementación de la BUS.

Se acordó realizar un proceso participativo donde los actores interesados pudieran actuar desde el comienzo y que no vean impuestas decisiones por parte del gobierno.

Primero se organizaron reuniones con los Centros Vecinales para presentar la idea, debatir los beneficios, complicaciones posibles y experiencias similares.

En segunda instancia, se especificaron detalles en reuniones con aquellos centros Vecinales donde se implementaría en una primera etapa la BUS.

Una vez acordados los términos y recibiendo las propuestas de los vecinos, se prosiguió con la tercera etapa, que incluyó el diseño de la Boleta Única.

En el mientras tanto se desarrollaron reuniones con otros actores tanto dentro de la órbita municipal para garantizar la logística necesaria, como con organismos externos que sirvieron de asesores y acompañaron el proceso (Facultad de Matemáticas UNC, OIDP, ONG´s que promueven la participación).

Post elección, los veedores, las distintas áreas del municipio y autoridades vecinales reformularon la BUS, incrementando todos sus beneficios. 

Se midieron resultados en cada una de las elecciones producidas con BUS.

 

Elementos destacables

Los elementos más destacables de la implementación de la BUS son:

  • La innovación en materia de transparencia en los procesos electorales en los Centros Vecinales, permitiendo a los vecinos el permanente control y fiscalización en todas las instancias, tanto en el sufragio como escrutinio, sin espacios ciegos ni ocultos.
  • La generación de nuevas redes de comunicación con los vecinos a través del Portal de Gobierno Abierto, herramienta fundamental para el fomento de la participación activa de los ciudadanos.
  • La descentralización de las prácticas que fortalecen la gobernanza local.

 

 


[i] Estas, son Instituciones Públicas sin fines de lucro, cuyo principal objetivo es sostener y mejorar la infraestructura barrial y fomentar la promoción humana, articulando y co-gestionando con el Gobierno Municipal.

[ii] según el índice anual 2015 de Transparency International, Argentina se encuentra en el lugar 107 de 168 países estudiados.

Ficha de candidatura

Comentarios del jurado

“Es un mecanismo de transparencia y participación ciudadana valioso en el contexto argentino de descrédito a la clase política. Involucra a más de 300 centros y comisiones vecinales de la ciudad capital. Introduce la tecnología en los procesos electivos lo cual puede considerarse innovador en ese contexto.”