Observatorio Internacional de la Democracia Participativa

CAT | EN | ES | FR | PT
IOPD logo
Menu

Experiencias

Programa Barrios y Comunidades de Verdad

  • Bolivia
  • Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP)
  • Experiencia presentada a la 11 edición del Premio OIDP "Buenas prácticas en participación ciudadana"

El Programa Barrios y Comunidades de Verdad es un instrumento participativo que se crea en 2005 y tiene el objetivo de atender a los 300 barrios que presentan los mayores índices de pobreza, además de las 53 comunidades rurales del Municipio de La Paz.

Objectives

El programa proyecta barrios y comunidades dotados de una nueva imagen y recuperados de la marginalidad -que es entendida como carencia o insuficiencia de servicios básicos y poca o ninguna participación de sus habitantes en la toma de decisiones- para transformarlos en barrios y comunidades con condiciones más dignas, menos vulnerables a riesgos naturales y sociales, con servicios básicos de calidad y con sólidas organizaciones en interacción con instituciones legitimadas por su eficiencia en la gestión pública.

Busca transformar asentamientos humanos de las zonas más pobres de la ciudad a través de acciones dirigidas a integrarlas al espacio urbano, disminuyendo las brechas sociales, con una mayor equidad en la dotación de servicios; promoviendo el bienestar y mejorando la calidad de vida de sus habitantes, mitigando los riesgos que los hacen vulnerables y abriéndoles oportunidades para el ejercicio de su ciudadanía mediante una participación democrática y responsable en la gestión pública barrial.

Targets

Entre 2000 y 2016 se beneficiaron 110.000 habitantes de las laderas paceñas y las comunidades rurales del municipio; todas ellas zonas con características sociales y económicas muy deprimidas, cuya población se encuentra en el umbral de la pobreza.

La característica más común de los beneficiarios es la situación de precariedad en la que viven; con bajos ingresos económicos y un nivel de instrucción –en la mayoría– que no pasa de la escuela primaria. Los vecinos no están organizados y son poco participativos en la toma de decisiones que atañen a su territorio.

Hasta la fecha se han entregado 93 barrios y 7 comunidades de verdad.

Description

Contexto

A pesar de ser La Paz la sede de gobierno de Bolivia, a finales de la década de los 90, un diagnóstico mostraba que el % de población en situación de pobreza era considerable, reflejando situaciones de desigualdad económica y de exclusión social. Los habitantes de las áreas periurbanas o laderas –así consideradas por la topografía heterogénea que presenta la ciudad– viven en situación de precariedad por un conjunto de factores: se establecen en áreas con riesgo de deslizamiento, poca planificación de uso del espacio público y áreas verdes; déficit en servicios básicos y equipamiento social; malas condiciones de las viviendas; bajos ingresos económicos; la participación ciudadana y la existencia de organizaciones involucradas en la planificación urbana eran nulas. 

En 2000, el Gobierno Municipal de La Paz (GMLP) creó el Programa de Mejoramiento Barrial “Barrios de Verdad”. Se seleccionaron 5 barrios con evidentes carencias en infraestructura y con hogares catalogados por debajo de la línea de pobreza. En la selección primó un criterio técnico y la opinión de las instancias de control social vinculadas a las zonas. Fue un primer ejercicio de planificación concertada.

En los años siguientes, con el apoyo del Banco Mundial (BM), se fortaleció el proyecto y en 2010 se amplió a las comunidades rurales, pasando a ser el Programa “Barrios y Comunidades de Verdad” (PBCV).

En estos años el Programa se ha convertido en un ejemplo de mejoramiento de condiciones de vida de poblaciones en situación de pobreza, que brinda soluciones efectivas y adecuadas a las necesidades de mejora de infraestructura pública y privada, vial, etc., a la vez que contribuye a la cohesión social, la participación ciudadana en la planificación y el control social.

Experiencia

Los proyectos que ejecuta el PBCV tienen dos componentes: uno de obras civiles (físicas) y otro de desarrollo comunitario. A la vez que se realizan los trabajos de transformación de las zonas a través de intervenciones con infraestructura y equipamiento, se busca producir cambios de impacto social, beneficiando a la mayor cantidad de población posible. La gestión de estos proyectos propicia un ambiente de trabajo en equipo con los ciudadanos, facilitando la comunicación en un diálogo abierto y democrático, y provee las herramientas necesarias para utilizar los recursos del programa de manera eficiente.

El objetivo de los proyectos es determinar y aplicar una combinación de lineamientos estratégicos, herramientas y técnicas derivadas de las buenas prácticas que sirven para guiar e integrar los procesos necesarios para planificar, ejecutar, controlar y cerrar proyectos de barrios, y lograr que los resultados planificados cumplan con el objetivo final del impacto socioeconómico esperado.

Por lo tanto en este programa se integran criterios técnicos con otros de planificación comunitaria, cohesión social, establecimiento de mecanismos ciudadanos de fiscalización, etc.; todo ello para garantizar la dotación de condiciones que mejoran la calidad de vida de forma integral. Los barrios, a la vez que mejoran las calles y avenidas desarrollan iniciativas ligadas a la educación (mejoramiento de escuelas); la salud (construcción y/o mejoras de centros de salud); la seguridad ciudadana (iluminación,  atención al espacio público comunitario y  mecanismos de vigilancia y alerta ciudadana vinculados a la guardia municipal y a la policía nacional); recreación y esparcimiento (áreas verdes, parques, centros comunitarios); organización social (casas comunales y trabajo de fortalecimiento de la organización barrial); ámbito legal (personería jurídica y legalización de la propiedad municipal del territorio); gestión integral del riesgo (acciones de estabilización de suelos, sistemas de alerta temprana); servicios básicos (alcantarillado, sistemas de agua potable); entre otros. Todo ello bajo un enfoque de Comunidad con Calidad de Vida, que prioriza la atención a la población más vulnerable como niños, niñas, adolescentes, mujeres, personas con discapacidad, personas de la tercera edad, etc.

Con el transcurso de los años el Programa se ha ido consolidando. Hoy, las organizaciones de control social de los barrios participan en la toma de decisiones en cuanto a la asignación de los recursos en el Presupuesto, a través de los POAs Vecinales y realizan la fiscalización a la ejecución de los mismos. Además llevan adelante la planificación para el uso y disfrute adecuado de los espacios públicos y de las áreas comunes (casa comunal, áreas deportivas, etc.) y gestionan la articulación de dichos espacios con otros programas municipales como la Casa de la Mujer, los Consultorios Móviles de Salud, las Plataforma de Atención Integral a la Familia, los Servicios Legales Integrales Municipales, entre otros. 

Hasta la fecha, el Programa Barrios y Comunidades de Verdad ha intervenido en 93 barrios del área urbana y 7 comunidades rurales, convirtiéndose en referente para otros municipios de Bolivia y de la región.

Liderazgo de la iniciativa y corresponsabilidad de los diferentes actores  

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) impulsa el proceso en una vinculación estrecha con las organizaciones vecinales. Es el GAMLP la instancia encargada de dirigir el proceso de selección de los barrios a intervenir, licitar las obras, contratar  y fiscalizar la ejecución, canalizar los recursos para la intervención en los barrios, promover la participación ciudadana en la toma de decisiones, etc.

Sus atribuciones son:

  • Convocar a la participación ciudadana –a través de sus Juntas Vecinales– en concursos para ser beneficiarios de la intervención.
  • Invitar públicamente a empresas constructoras para participar en procesos de licitación.
  • Administrar y fiscalizar a las empresas constructoras.
  • Promover la participación comunitaria en la planificación, la concertación y la fiscalización de los proyectos.
  • Desarrollar cursos de capacitación para el desarrollo social y económico de los vecinos.

Las organizaciones de control social generan las propuestas para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la ciudad.  Son las encargadas de fiscalizar y controlar las obras estructurales y de desarrollo social que realiza el Programa en los barrios en los que  interviene. Ellos:

  • Planifican el diseño y la intervención en su barrio, a través del concurso de postulación.
  • Participan en el proceso de licitación como veedores.
  • Asisten continuamente a asambleas, para informarse del nivel de avance de las obras;
  • Participan en acciones comunales, de limpieza, arborización y otros.
  • Asisten a capacitaciones que la Dirección de Desarrollo Social y Sostenibilidad genera para ellos.
  • Conforman los distintos comités que fiscalizan y controlan el proceso.
  • Participan en las acciones de Rendición de Cuentas del GAMLP y la empresa contratada bajo principios de corresponsabilidad.

 

Metodología

Primera Etapa – El concurso

Se basa en la metodología de planificación participativa propuesta por la Ley de Participación Popular, que incentiva a los vecinos a decidir y comprometerse con el desarrollo de su comunidad.

Los vecinos, vecinas y sus dirigentes realizan las gestiones y la recolección de información para cumplir con los requisitos del concurso. En la definición de los barrios a intervenir se toma en cuenta la profundidad de la información proporcionada por los vecinos, las necesidades de la zona y la cantidad de beneficiarios, ente otros elementos.

Los barrios seleccionados se dan a conocer por Resolución Ejecutiva del GAMLP y se comunica a los interesados en reunión específica del Alcalde Municipal con los representantes de cada barrio.

Segunda Etapa – Pre Inversión

Se realizan asambleas vecinales para identificar conjuntamente los requerimientos de la comunidad. Se priorizan, definen y aprueban, con la participación de los vecinos,  las obras civiles (físicas) y la intervención de las acciones sociales. 

Tercera Etapa – Ejecución

Previo al inicio de esta etapa se determina la contratación de una Empresa Constructora, que gana ese derecho por presentación de propuesta luego de Licitación Pública.

Durante el proceso, las organizaciones barriales ejercen la fiscalización a través de sus comités de obras, identifican “desviaciones” y proponen soluciones a las dificultades que puedan presentarse. A la vez, a través de los POAs vecinales, asignan recursos adicionales para complementar elementos que pudieran no haber sido contemplados en el diseño inicial.

Cuarta Etapa – Post Inversión

En esta etapa se busca consolidar la reorganización de la comunidad y dotarles de mecanismos de gobernanza interna que contribuyan a la movilización ciudadana y la sostenibilidad del proyecto.  

Difusión de la información y retorno a los participantes

El programa difunde información técnica y financiera tanto a los beneficiarios directos como a indirectos y financiadores.

El GAMLP elabora cada año, materiales para difundir información sobre el programa, los cuales informan sobre las actividades del proyecto, el presupuesto asignado, el nivel de avance de obras y actividades, el alcance de las metas establecidas, entre otras.

En los últimos años, el Programa Barrios y Comunidades de Verdad se ha constituido en un referente para otros municipios del país y de la región, por lo que se ha sistematizado la experiencia como Buena Práctica Municipal y se cuenta con un modelo de transferencia de la experiencia, a través del Escuela de Gestores Municipales, al cual puede acceder cualquier interesado.

La primera información que brinda el programa está relacionada con las convocatorias a los vecinos para participar en los concursos para beneficiarse con la mejora de sus barrios. Esta se difunde vía medios masivos de comunicación (prensa escrita y radio fundamentalmente). También se realiza a través de reuniones en los barrios.

 

Durante la ejecución se realizan continuamente asambleas informativas, en las cuales se les da a conocer a los vecinos detalles sobre el avance de obras, las dificultades encontradas en el proceso (si las hubiese) y se les encuentran soluciones conjuntamente.

También se mantiene informado al vecino, y a la población en general, mediante boletines, en los que se resume el avance de las obras, talleres, cursos y otras actividades de tipo social comunal que se realizan en los barrios. En el último tiempo se viene trabajando en una plataforma online en la que los vecinos pueden obtener información del proyecto además de participar con sugerencias de mejora y/o denunciando mala ejecución o deficiencias. El micro programa televisivo “Las cosas claras para La Paz” y su versión impresa, difunden periódicamente información sobre los proyectos.

Al concluir cada gestión anual, en las actividades de rendición de cuentas, se informa sobre la ejecución técnica y financiera de los proyectos, tanto a los beneficiarios directos como al resto de la ciudadanía.

 

Impacto en la política pública

Es intención del Programa Barrios y Comunidades de Verdad facilitar la accesibilidad de sus servicios a la población, por este motivo, se han tomado varias medidas legislativas. El Programa está inscrito en el Plan de Desarrollo Municipal La Paz 2040, que traza el camino de desarrollo municipal hasta ese año. Actualmente, está en proceso ante el Concejo Municipal una Ley Municipal que agilice el trámite y la metodología de trabajo, de tal manera que los vecinos y la ciudadanía en general puedan contar con obras y transformaciones en sus barrios con mayor celeridad. De cualquier forma, desde hace unos años el programa Barrios de Verdad es un política pública municipal, cuenta con asignación presupuestaria del gobierno municipal y prevé concluir 200 Barrios y 10 Comunidades de Verdad hasta el año 2020. 

Impacto en los actores
  • Aumento de la participación de los vecinos en las organizaciones de control social y en los procesos de planificación y fiscalización de la gestión pública.
  • Incremento del sentido de pertenencia a los barrios y de la corresponsabilidad para la sostenibilidad de las acciones. Los vecinos sienten que su barrio está integrado al desarrollo de la ciudad y se muestran orgullosos de vivir en un territorio bonito, seguro y, sobre todo, digno.
  • Cambios sustanciales en la calidad de vida de los habitantes de los barrios intervenidos: Más de 6 mil familias beneficiadas con módulos sanitarios; más de 4mil personas beneficiadas con la regularización del derecho propietario de sus viviendas; incremento del valor de la propiedad de los vecinos por mejoras en las vías de acceso, entre otras.  
Impacto en el exterior

La ejecución de proyectos integrales compuestos por obras civiles y acciones de desarrollo comunitario es una innovación para el GAMLP.

Los resultados han hecho eco en otros municipios de Bolivia y del mundo entero, tanto así que se ha exportado a varios países de Latinoamérica y observadores de otros continentes han venido a conocer el proyecto para replicarlo. Municipios de Nicaragua, El Salvador, Ecuador, Paraguay, Alemania y Dinamarca han conocido la experiencia en el terreno.

El Banco Mundial, importante financiador e impulsor del programa, lo ha calificado como el 6º en importancia de su ranking de proyectos a nivel mundial y ha promovido la visita a La Paz de representantes de otras ciudades de la región a las que apoya para que conozcan de primera mano la experiencia y puedan llevarla a su contexto.

Evaluación y monitoreo

Por la transparencia que caracteriza al Programa, las evaluaciones son permanentes y se realizan a través de auditorías internas y externas. Para ello el Programa cuenta con una unidad de coordinación que trabaja directamente con la Unidad de Auditoría Interna del GAMLP. Si bien las evaluaciones son globales, se destacan las de Ejecución de Proyectos. También existen las Revisiones de Auditorías Especiales.

Además, es requisito de las entidades que proporcionan y/o proporcionaron los créditos de financiamiento de las obras (BM y BID fundamentalmente), que se realicen auditorías externas, con empresas contratadas por los organismos internacionales. Por lo general estas son Auditorías de Confiabilidad, Técnicas y Financieras que miden los Estados Básicos del Proyecto.

Elementos destacables de la experiencia
  • Relación de trabajo estrecha y responsabilidad conjunta entre el Gobierno Municipal y los vecinos de los barrios intervenidos. Esta logística de trabajo ha logrado que el ciudadano se identifique y se sienta parte de la transformación de su zona, empoderándose y responsabilizándose por el presente y futuro de su barrio.
  • Consolidación de la participación ciudadana en los procesos de planificación del desarrollo, la fiscalización de la gestión pública y la ejecución de los proyectos que les benefician.
  • Alto nivel de transferibilidad. Al basarse en la metodología de planificación participativa, que recoge las aspiraciones y modos de hacer de los ciudadanos con los que se trabajará, el potencial de aplicabilidad en otros contextos y de probabilidad de éxito es muy alto.

Ficha de candidatura

Comentarios del jurado

“Acción muy interesante que parte de los habitantes y promueve la participación en todas las etapas del proceso”