Observatorio Internacional de la Democracia Participativa

CAT | EN | ES | FR | PT
IOPD logo
Menu

Experiencias

Proceso participativo para la elaboración de la ordenanza regulada del casco histórico de Aínsa

  • España
  • Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe (Aragón)

Description

Fase de Información: El proceso de participación comenzó con una Sesión Informativa, a finales de septiembre de 2012, en la que dio a conocer el proceso participativo, el documento de trabajo del Ayuntamiento con las bases para la elaboración de la ordenanza y se convocó a los asistentes a las siguientes sesiones. Además de exponer el reto y oportunidad, se hizo hincapié en la importancia de este proceso para “crecer como comunidad” y la oportunidad para preservar el Casco Histórico. En esta primera fase, también se desarrolló una Charla-coloquio, (“¿Cómo están regulando el casco histórico en otros lugares?”) con la que se analizó la gestión de cascos históricos y las diferentes posibilidades de regulación.

Fase de Deliberación: Tras la fase de información, comenzaron los debates con un foro de participación on-line en la web Aragón Participa (espacio del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe de la pestaña de Ayuntamientos y Comarcas) y cinco mesas de trabajo y debate (del 17 de octubre al 26 de octubre). Inicialmente se programaron, en dos bloques de dos días consecutivos, cuatro mesas de trabajo y debate, que siguieron la distribución de temas contenidos en el borrador de Ordenanza municipal que se sometió a debate. Tras ello, el 12 de noviembre, se celebró una última sesión de valoración de las propuestas ciudadanas con el objetivo repasar el contenido de los debates, contrastar de nuevo las aportaciones recabadas tratando de concertar las soluciones propuestas. Se desarrolló presentando diferentes imágenes que mostraban las opciones respecto a las condiciones estéticas (Ej: las bajantes, antenas de televisión en los tejados, características y localización de las sombrillas o la rotulación de los establecimientos). Y, en paralelo se fue realizando una encuesta o consulta, respecto a la opinión sobre las opciones presentadas. Asimismo, se planteó la propuesta ciudadana de constituir un organismo de seguimiento de la puesta en marcha y funcionamiento de la Ordenanza. En definitiva, a través de esta fase se buscó debatir con los interesados en torno a las problemáticas que afectan al casco, obtener propuestas de posibles soluciones e intentar concertar la manera de regular estas cuestiones a incluir en el texto.

Fase de Retorno: El equipo de gobierno del Ayuntamiento analizó las actas y el conjunto de las aportaciones realizadas, pero también llevó a cabo diferentes reuniones y contactos para profundizar y preparar sus propias valoraciones. En una reunión interna con los diferentes grupos políticos con representación en el Pleno municipal, se adoptaron las decisiones finales que trasladar a la ciudadanía y posteriormente someter a votación del Pleno del Ayuntamiento. Con el objetivo de informar a la ciudadanía respecto a las previsiones de la futura ordenanza, modificada sensiblemente en función del debate público, se convocó una Sesión de Retorno. No obstante, se acordó realizar una última sesión de trabajo con la que profundizar y argumentar las alternativas propuestas. Por ello, se convocó una última Sesión de cierre abierta al conjunto de los interesados (el 14 de febrero de 2013), a la que se incorporó una ronda de valoraciones del conjunto de los grupos políticos municipales, en la que se expusieron las últimas modificaciones respecto a la disposición de las mesas y sillas en la Plaza Mayor y en el resto de calles, el horario del pivote y la delimitación de la Plaza Mayor.

 

Ya existía un claro consenso respecto a la necesidad de establecer una regulación que ordenase y pusiese solución algunos problemas que venían produciéndose. Sin embargo, la dificultad de satisfacer todas las demandas formuladas y conciliar los intereses de las diferentes partes implicadas hizo que la decisión municipal, que debía adoptarse en beneficio del interés general, no consiguiese satisfacer el conjunto de las demandas formuladas. En todo caso, el proceso participativo sí logró encontrar algunos puntos de encuentro que modificaron la primera propuesta de Ordenanza del Ayuntamiento. Así, el principal resultado del proceso ha sido la elaboración de la nueva Ordenanza (aprobada el 7 de Marzo de 2013) que tal como indica su preámbulo “pretende conseguir un marco adecuado para la protección urbana del núcleo histórico de Aínsa…”.