Observatorio Internacional de la Democracia Participativa

CAT | EN | ES | FR | PT
IOPD logo
Menu

Videos

El Barri és nostre

Vic (Catalunya) España

Nombre del audiovisual: "El Barri és nostre"
Denominación de la esperiencia: Proceso de dinamización comunitaria del barrio del Osona y realización de la película "El Barrio es nuestro"
Duración: inicio junio de 2008 y actualmente aún en funcionamiento.

La película “El Barrio es nuestro” nace como un proyecto a desarrollar en el marco de una subvención otorgada por el Departamento de Cultura de la Diputación de Barcelona. El área de Cultura municipal y el Plan de barrios Sur de Vic trabajaron conjuntamente esta propuesta que tenía como objetivo producir una película en la que el vecindario fuese el protagonista y que, a través de la ficción, tratase temas relacionados con su realidad cotidiana. Así, a lo largo de todo el proceso de desarrollo de la película, se pretendía fomentar e incrementar las relaciones y la buena convivencia entre los vecinos. Esta parte del proceso era la que se consideraba prioritaria, y no tanto la producción de la película, pero ésta fue la excusa para implicar a las personas del barrio en el proyecto.

En el momento en que se planteó la realización de este proyecto se estaba llevando a cabo un proceso de dinamización comunitaria en el barrio de Osona de Vic y, por este motivo, se consideró muy interesante trabajar los dos proyectos de forma conjunta y coordinada, aumentando el efecto que ambos podían producir por separado. Así, la realización de la película permitiría dar un impulso importante al desarrollo del proceso de dinamización social.

La necesidad de llevar a cabo un trabajo comunitario en el barrio de Osona vino dada por la detección, por parte del equipo técnico municipal, de cierta situación de conflictividad entre los vecinos. El barrio de Osona se sitúa al sur de la ciudad y está integrado en la zona afectada por el proyecto de intervención integral de la Ley de Barrios de Vic (Generalitat de Catalunya). Construido en los años 70, a través de una cooperativa obrera, se ubica en la periferia de la ciudad y, a partir del año 2000, recibe un importante número de familias inmigrantes, procedentes básicamente de Marruecos y de otros países extracomunitarios, lo que provoca una gran preocupación por parte de las familias autóctonas, así como un conflicto latente entre los vecinos autóctonos y los recién llegados. Actualmente, la plaza de Osona está formada por unas 1400 personas, un 40% de las cuales son inmigrantes de las que un número elevado son personas llegadas del Punjab (India).

Esta situación es la que provoca que en el año 2005 se impulse un proceso de trabajo comunitario a través del servicio de mediación de la Diputación de Barcelona en el que se ha estado trabajando hasta el año 2008, en cuyo momento, habiendo realizado ya toda una labor de mediación y de fortalecimiento de la comunidad, se inició un trabajo más centrado en la dinamización vecinal y social del barrio. Considerando este contexto, la película representó una muy buena oportunidad para dar un valor añadido al proceso de dinamización social que se estaba realizando.