Observatorio Internacional de la Democracia Participativa

CAT | EN | ES | FR | PT
IOPD logo
Menu

Noticias

Ante el aislamiento, fortalecimiento de la solidaridad ciudadana

La sociedad civil y los gobiernos locales están impulsando iniciativas solidarias para contrarrestar los efectos del distanciamiento social

La pandemia provocada por el COVID-19 ha obligado a muchos países a forzar el distanciamiento social o incluso decretar el confinamiento de las personas en sus domicilios para lograr frenar la propagación del virus, y evitar un colapso de los servicios sanitarios. Estas medidas necesarias para proteger vidas y la salud pública están causando enormes impactos negativos en la economía, los servicios sociales, el día a día de las personas, así como un freno a la vida comunitaria de nuestros pueblos y ciudades.

La colaboración ciudadana es necesaria para el cumplimiento del confinamiento, pero ésta también es imprescindible para sobrellevar las consecuencias: soledad, parón en las actividades culturales, educativas, deportivas y sociales, protección de las personas más vulnerables… Sin duda, los estados y el sector público en general deben garantizar el cumplimiento de los derechos fundamentales de todas las personas, pero las iniciativas solidarias desde las bases son también fundamentales para sobrellevar esta crisis mientras continúen las medidas excepcionales.  

Desde la ciudadanía y la sociedad civil ya van emergiendo diferentes iniciativas solidarias en todo los ámbitos, y algunos gobiernos locales y regionales han empezado a coordinar y dinamizar estos esfuerzos de hacer pervivir la acción comunitaria en tiempos de aislamiento.

La coordinación entre gobiernos locales y administraciones públicas es fundamental, por esto destacamos la iniciativa Cities for Global Health, co-liderada por Metropolis y la Alianza Euro-Latinoamericana de Cooperación entre Ciudades, AL-LAs, y que forma parte de la Live Learning Experience: beyond the immediate response to the outbreak, desarrollada por CGLU con el apoyo de UN-Habitat y Metropolis

Desde el OIDP estamos recopilando experiencias de cooperación entre sociedad civil y gobiernos locales, entre las cuales encontramos:

  • En Barcelona, la plataforma de participación ciudadana del ayuntamiento decidim.barcelona se ha adaptado para recibir durante estos días propuestas ciudadanas en ámbitos como los cuidados, la cultura, la educación o el deporte. 

   

  • "Grenoble Voisins Voisines" es la plataforma, creada específicamente por el ayuntamiento de Grenoble a raíz de las medidas adoptadas por el Gobierno francés en marzo de 2020, tiene por objeto promover las redes de barrio para luchar contra el virus creando un sistema de ayuda mutua que mejore la vida cotidiana de los residentes, reduzca la soledad asociada a las medidas de contención y refuerce los lazos de solidaridad con los más vulnerables. "Grenoble Voisins Voisines" propone así crear "lazos de solidaridad" para intercambiar buenos consejos, ayudar en la vida cotidiana a sus vecinos movilizados por la gestión de la crisis sanitaria o cuidar de las personas más frágiles.

  • En Brest (Bretaña) ha sido el ayuntamiento el que ha comenzado a instalar anuncios y carteles para promover la ayuda entre vecinos para compras, mascotas, cuidado de niños, ayuda con los deberes e impresiones necesarias. 

  • En Burdeos, el ayuntamiento también han habilitado en su portal de participación ciudadana, jeparticipe.bordeaux.fr, la sección "Entraide COVID-19", que geolocaliza todas las propuestas y ofertas de ayuda de todo tiempo. Por otro lado, además de las ayudas que ya se han puesto en marcha, el gobierno municipal ha activado una campaña de crowdfunding de urgencia para ayudar a los más vulnerables.

  • En Madrid, el ayuntamiento ha creado el espacio "Madrid sale al balcón" para organizar las propuestas ciudadanas durante la pandemia, dentro de su plataforma de participación. El portal, abierto a ciudadanos particulares y también a asociaciones de la ciudad. Por otro lado, y sumado a las iniciativas auto-organizadas por la ciudadanía, al ayuntamiento ha lanzado una campaña para para potenciar la solidaridad vecinal que ya había surgido: para ello ha lanzado un cartel estándar que cualquiera puede imprimir y rellenar y colgar en el ascensor u otras zonas comunes, en el cual se ofrece ayuda de todo tipo, incluyendo el mero hecho de conversar por teléfono con alguien para evitar el aislamiento social de los más vulnerables.

  • El gobierno de Aragón (España) ha publicado en su plataforma de participación ciudadana una sección para la elaboración y distribución de pantallas faciales (mascarillas caseras) para proporcionar a trabajadores de atención al público (no sanitarios) y minimizar el riesgo de transmisión mientras dure la escasez de equipos de protección individual (EPIs). Además, el Ayuntamiento de Zaragoza (Aragón) ha habilitado una plataforma específica "Zaragoza Ayuda", para geolocalizar todas las ofertas de personas voluntarias para todo tipo de ayuda. 

  • Aplicar las medidas de contención, mientras se facilita la vida de los habitantes. Este es el objetivo con el que el Ayuntamiento de Nantes ha anunciado que abordará la crisis sanitaria que afecta al país. Ante la multiplicación de iniciativas y acciones solidarias en las últimas horas, la ciudad ha puesto en marcha el grupo de Facebook "Nantes entraides" para "coordinar" todas las buenas ideas. 

  • En París el Ayuntamiento además de tomar todas las medidas de salud pública y aislamiento también coordina la solidaridad de la ciudadaníapara apoyar a las personas en riesgo como personas mayores o personas sin hogar. A través de La Fabrique de la Solidarité, centro de movilización ciudadana de la ciudad de París en la lucha contra la exclusión, se ayuda a las asociaciones que buscan voluntarios para llevar apoyar a las personas más frágiles. 

  • En Busto Garolfo (provincia de Milán), el ayuntamiento ha gestionado un servicio de entrega gratuita de alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad, en colaboración con los servicios sociales municipales. 

  • En Terrassa (Cataluña) el ayuntamiento ha elaborado una base de datos de voluntarios y una base de datos de empresas, asociaciones y otras entidades que ofrecen su ayuda. 

  • En el Reino Unido, numerosos ayuntamientos están reclutando voluntarios para garantizar el apoyo a los sectores más vulnerables de la población ante la previsión de saturación. La Asociación de Gobiernos Locales (LGA) recoge en su página web toda la información para que entidades locales se preparen en este sentido. Además, numerosas asociaciones y ONGs a nivel local y vecinal han organizado una campaña conjunta denominada "Respuesta de acción comunitaria", cuya finalidad es concienciar a la población de la necesidad de estar atento a las necesidades de las personas que nos rodean y ayudar las más vulnerables.

  • En Roma, la asociación Sparwasser se organizó rápidamente para ayudar a los mayores a hacer la compra, y proporcionar medios a los trabajadores que deben teletrabajar pero no tienen medios para ello, entre otras iniciativas. Iniciativas similares se han ido replicando en el resto del país. 

  • En Vicenza (Véneto), el Centro de Servicio Voluntario ha creado una plataforma para que ciudadanos, asociaciones e instituciones compartan y difundan sus iniciativas por todo el territorio, sobre todo dirigidas a los colectivos más vulnerables. En su web se geolocalizan y clasifican todas estas acciones.

 

  • La ayuda comunitaria se ha multiplicado tanto en Italia, el primer país europeo en decretar el confinamiento, que se ha creado una web a nivel nacional: Covid19italia.help, que ya cumula cientos de anuncios en Italia y Europa ofreciendo ayuda o consejos. 

  • En las distintas ciudades del estado alemán de Turingia se han multiplicado las iniciativas de solidaridad entre vecinos: además de ayuda para hacer la compra y recoger medicamentos para mayores y grupos de riesgo, se proporcionan bicis de carga para que cualquier joven pueda hacer estos recados o incluso canguros para cuidar los niños de quien debe ir a trabajar.
  • En Berlín, el ayuntamiento ha puesto en marcha un sistema para organizar el vecindario al alcance de cualquiera con un teléfono: en caso de necesitar ayuda (entre otras cosas) con la compra, los medicamentos o las mascotas, sólo hace falta llamar al número e introducir su código postal y tipo de petición. Ésta se publica, organizada por área, automáticamente en una página web, a la cual acceden personas voluntarias, pudiendo contactar directamente con quien lo necesite. 

  • El Ayuntamiento de Helsinki ha lanzado una campaña de ayudas exprés en la que se incluye la posibilidad de recibir hasta 5.000€ para cada propuesta de innovación en ayuda ciudadana.

  • En Cluj-Napoca (Rumania) el ayuntamiento quiere garantizar el derecho a la información mediante una plataforma en la que los ciudadanos puedan asistir a los plenos del ayuntamiento en línea.

  • En Estados Unidos, el movimiento "Tejiendo comunidad durante la crisis" promueve y facilita las conversaciones y videollamadas, y cuenta con un foro para que cualquiera pueda aportar ideas de cómo proporcionar cuidados a quienes nos rodean. 

  • El ayuntamiento de Filadelfia está coordinando la ayuda voluntaria de toda la ciudad a través de su página web, donde se pueden encontrar información sobre el fondo de ayuda del ayuntamiento, de oportunidades de voluntariado, así como de una aplicación externa para poner en contacto restaurantes con excedentes y personas necesitadas.
  • En Ottawa, el ayuntamiento fomenta la acción comunitaria llamada #ViralKindness (bondad viral), que consiste en rellenar una pegatina con la información de contacto para ofrecer su ayuda a las personas cercanas. La ciudad de Ottawa también proporciona ayuda a través de la línea telefónica del Centro de angustia de Ottawa y asimismo recomienda comprar productos locales para ayudar a la ciudadanía.  

  • En Polonia, los ayuntamientos de Gdańsk, Gdynia y Sopot apoyaron oficialmente una iniciativa que consiste en una línea telefónica directa para permitir a los excluidos del mundo digital hacer sus compras. 

  • A nivel internacional se ha creado la plataforma "Frena la curva", que gracias a un sistema de geolocalización organiza las iniciativas ciudadanas y de ofrecimiento/petición de ayuda entre vecinos a través del territorio. Actualmente se ha implantado en España, Brasil y Ecuador, y se encuentra en proceso de expansión a otros países europeos y latinoamericanos.

 

Si conoces alguna otra experiencia de colaboración ciudadana en el marco de esta crisis sanitaria ligada a los gobiernos locales, no dudes en compartirla con nosotros a través del correo info@oidp.net.